EDITORIAL

¿Quieres colaborar con nosotros?

Este año, y con el compromiso de seguir en esta línea por muchos más, hemos sacado adelante esta hoja informativa con el único objetivo de acercar el comedor de Triana y los servicios asistenciales a todos aquellos que hacen posible su existencia y a los que próximamente colaborarán con nosotros. Este comedor es un lugar vivo y dinámico donde el trato a las personas y con las personas es lo que mueve a muchos voluntarios a trabajar durante días para que otras puedan disfrutar del mínimo en sus vidas, que es que alguien les escuche y esté a su lado. Por eso, todos los voluntarios, no nos sentimos piadosos y caritativos, sino agraciados y de alguna manera obligados a dar con un poquito de esfuerzo lo que cualquier otro daría pos nosotros.

Así que anímate y participa con nosotros, con ellos, con todos... de la forma que puedas.


Ayer y Hoy

Nueve de mayo de 1904. Día de la inauguración.

La Cocina Económica Nuestra Señora del Rosario no es solamente un comedor que funciona todos los días del año para más de 200 comensales, con cocina y todos los elementos necesarios para llevar a cabo unas comidas ricas en nutrientes, sino que es algo más.

También cuenta con instalaciones para duchas y aseos, ropero, taller de tricotar, peluquería, servicios médicos, servicios de visitadores, servicio de seguridad y otros servicios sociales.

El Economato o los Servicios Asistenciales Vicencianos funcionan totalmente de manera autónoma y se mantienen económicamente por sí mismo. Es lo que hoy conocemos por un pequeño supermercado de productos a bajo coste, ya que las Cáritas Parroquiales y Hermandades proporcionan el acceso a las personas necesitadas aportando tres cuartas partes del artículo comprado.

Tanto uno como otro constan de un gran número de voluntarios organizados entre las distintas instalaciones con un coordinador general de cada grupo y con unos horarios distintos dependiendo del servicio que se esté prestando.

Actualidad

Historia del comedor de Pagés del Corro

El año que viene será un año importante para todos, ya que el comedor de Triana cumplirá 100 años. Hay muchos que desconocen los motivos de su fundación y cómo se formó toda la organización.

En 1904, gracias a la Real Maestranza de Caballería de Sevilla y con motivo de la mayoría de edad del Rey Alfonso XIII, de la que era Augusto Hermano, se creó la Escuela y Cocina Económica de Nuestra Señora del Rosario. Se inauguró el 9 de mayo y se hace donación a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl del citado edificio ubicado en el popular barrio de Triana, calle Pagés del Corro, nº 32.

La Escuela estaba destinada al apoyo a la población infantil de familias necesitadas, siendo el barrio de Triana a principios de siglo una de las zonas más marginadas de Sevilla. El comedor atendía a los escolares, a los que se les servía desayuno, almuerzo y cena, y a los ancianos y transeúntes que se les servía almuerzo y cena.

Mediada la década de los cincuenta, y pasados los años de grave penuria de la posguerra y de racionamiento, se reduce sensiblemente el núcleo de atendidos situándose en aproximadamente veinticinco al día.

A partir de 1980, y debido a los crecientes problemas de pago, marginación, droga, alcoholismo y problemas familiares, se incrementa la asistencia llegándose a una media de 140 personas. Esta afluencia desbordó las dimensiones del comedor, siendo necesario montar hasta cuatro turnos para atender a los comensales.

Durante la década de los 80 se empiezan a incorporar los primeros voluntarios y a recibir las primeras ayudas públicas.

El 8 de diciembre de 1989, tras la Santa Misa en la Capilla del Colegio de Ntra. Sra. del Rosario, se inaugura el nuevo comedor cuyo coste fue sufragado por las Hijas de la Caridad y el menaje por la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Esto posibilita que las comidas se puedan efectuar en un único turno. Para atender a las aproximadamente 50 familias que hasta 1990 venían a recoger comida al comedor, se crean los Servicios Asistenciales Vicencianos, más conocidos como Economato, el 1 de octubre de 1990. Actualmente se continúa con una ardua labor asistencial en todos los servicios con un trato más personalizado llevando a cabo numerosas actividades con todo el colectivo implicado.

Iniciativas e impacto social

En general, las cosas parecen ocurrir así: Se descubren unas carencias o unas oportunidades de ofrecer un producto o un servicio que la sociedad necesita; ahora bien, no todos captan lo mismo de la realidad que observan, ni dan el mismo tipo de respuesta. Algunos lo pasan por alto, no sienten que tengan que hacer algo porque no lo encuentran necesario; otros, sienten las carencias pero se encogen de hombros (el "responsable de turno", el gobierno, tendrá que dedicarse a eso). Hay otros, que se sienten interpelados pero, después de mucho pensar, concluyen que el problema está mal formulado (no tienen vocación de héroes y el asunto es demasiado vasto; se tranquilizan pensando que siempre habrá postres). Hay unos cuantos en los que las carencias adquieren particulares resonancias y se lanzan a iniciativas que van floreciendo. Algunos otros se obsesionan y no descansan hasta que encuentran una forma, aparentemente insignificante o embrionaria en su comienzo, que permita abrir una salida a esa gran problema con el que se enfrentan.

Estos últimos actúan laboriosa y arduamente y repiensan sobre lo que hacen; insisten y descubren formas más eficaces de hacer, contagian a otros ... La idea inicial se va transformando en pasión, y una pasión envuelve por completo, genera energía, creatividad, tenacidad y, sobre todo, soluciones que, años más tarde, cuando ya están trilladas, incluso parecen simples.

Prof. Eugenio Viassa Monteiro.

 

 

 

Colaboraciones

Real Maestranza de Caballería de Sevilla

La Real Maestranza de Caballería de Sevilla siempre ha colaborado con nosotros de una manera notoria, desde la creación por parte de esta corporación de la Escuela y de la Cocina Económica de Nuestra Señora del Rosario en el año 1904 hasta la actualidad. Es curioso el nombre que adquirió el comedor, ya que Nuestra Señora del Rosario es la patrona de esta hermandad caballeresca.

Hay que recordar también que el 8 de diciembre de 1989 se inauguró el nuevo comedor cuyo menaje fue sufragado íntegramente por la Real Corporación.

El pasado histórico de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla se remonta a los días inmediatos a la conquista de la ciudad en el año 1248 por el Rey Fernando III el Santo. Los caballeros que le acompañaron en tan importante gesta fundan una Cofradía o Hermandad, con el fin de adiestrarse en el manejo de las armas y las prácticas ecuestres para estar preparados en el combate.

Integrada por caballeros pertenecientes a antiguas familiar nobles, esta corporación lleva a cabo múltiples actividades, conjugando el espíritu que la vio nacer y adaptándolo al paso del tiempo.

El servicio a la Corona y la defensa de valores adicionales se integran en una intensa labor benéfica y social.

Desde aquí nuestro pequeño agradecimiento por cien años de historia y de ayuda continuada.

También queremos agradecer a todas las cáritas parroquiales de Triana-Los Remedios y hermandades de Sevilla por su colaboración. En particular a la Hermandad de la paz por la financiación completa de esta primera hoja informativa, que esperamos tenga su continuidad.


... Cien años

La Cocina Económica, el comedor, o lo que es lo mismo, la casa de todo el que necesite un plato de comida caliente, aseo, ropa limpia y personas que les tiendan una mano en los momentos difíciles de la vida, nuestro querido comedor de Triana, se fundó en 1904 por la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, con motivo de la mayoría de edad de S.M. el Rey D. Alfonso XIII.

Desde entonces, son muchas las comidas y el consuelo que las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl han ofrecido a personas desfavorecidas de todo el mundo, no creo que exista ningún rincón de nuestra geografía en el que algunos de sus habitantes, por diferentes motivos, no haya venido a Triana a pedir ayuda en este comedor entrañable.

Cien años de vivencias, de dedicación, de esfuerzos, de pequeños o grandes milagros, porque aún sin tener nada que llevarse a los fogones, no han dejado ni un solo día, que se dice pronto, de "dar de comer al hambriento", porque siempre llegaba la ayuda oportuna que necesitaban.

Cien años formando parte de la historia de nuestro barrio y de la vida de muchas criaturas agradecidas, que habrán puesto el nombre del comedor de Triana junto al mejor de sus recuerdos. Un recuerdo de hogar, porque han conseguido crear una familia con el magnífico voluntariado de jóvenes y mayores, que arriman el hombro y el ánimo para todo lo que sea menester.

Enhorabuena por este centenario de amor y entrega, y también por meter cada día en la bolsa, junto con el bocadillo y la fruta que entregáis a la salida, humanidad para que la vida sea más llevadera.

Isabel Fayos.

Protagonistas

Durante el año 2002 han utilizado el servicio de comedor 5.235 personas, un 16% más que el año anterior. El incremento de población confirma la tendencia al alza de los últimos años.

 

 
Año 2001
Año 2002
INCREM.%
Nº de acogidos
4.478
5.235
16%
Nº de acogidos nuevos
2.320
2.905
25%
Nº de comidas
62.834
75.849
20%
Media de comidas diarias
172
207
15,5%
Nº de bocadillos
62.015
69.751
12%
Media de bocadillos diarios
169
191
13%
Nº de acogidos en duchas
749
787
5%
Nº de duchas
4.875
4.533
-7%


El aumento del número de acogidos se corresponde con un incremento de comidas servidas del 21,5 %. La media de comidas al año por acogido es de 14,5.

El volumen mayor de población es menor de 45 años, siendo joven y fundamentalmente masculina.

El aumento del número de extranjeros es considerable, representan un 62% del total. Recordemos que ha ido elevándose su presencia paulatinamente en los últimos años: 26,47% en 1999, 46% en 2000 y el 54% en 2001. Todo ello provocado por el fenómeno de la inmigración que sufre nuestro país.


Plan 500

Este año comenzamos con el ambicioso proyecto de conseguir más socios-suscriptores para nuestro comedor. El déficit que se sufre dentro de la organización es algo insostenible.

Cada vez hay más gastos y son más los comensales que atender. Por ello, pretendemos que en un plazo de un año, todo el que pueda y como quiera y con la cantidad que buenamente aporte, conseguir que 500 personas puedan formar parte de lo que llamaríamos "los pilares del comedor". Es decir, tener una financiación base para con la ayuda de los distintos organismos planificar, de una manera más ordenada a años anteriores, las actividades y los nuevos proyectos a ejecutar.

En las siguientes tablas se analizan los ingresos, los gastos y el déficit del año 2001, llegando este último a una cuota muy elevada y que este plan 500 quiere disminuir gracias a todo el voluntariado que se precie con su colaboración desinteresada. En esta hoja informativa encontrarás el denominado Boletín de Socio-Suscriptor que podrás rellenar a tu gusto y entregar en el mismo comedor o mandarlo por correo al Comedor Nuestra Señora del Rosario, calle Pagés del Corro nº 32, 41010 - Sevilla, o por correo electrónico a la dirección que encontrarás en nuestra web: www.comedortriana.org.

¡Anímate!