EDITORIAL

EL AÑO 101, EL AÑO 1

Tras cumplir un siglo en 2004, el Comedor pone la cuenta a cero. Como cada día, con renovada ilusión. La ilusión de que una institución como la nuestra sea absolutamente innecesaria en el futuro. Pero mientras tanto, mientras haya pobreza y necesitados aquí estaremos para echar una mano.

2005 ha sido un año en el que la labor callada de cada día, le han acompañado algunos reconocimientos públicos. Así, el Ayuntamiento de Casares ha premiado al Comedor de Triana y la Fundación Príncipe de Asturias a las Hijas de la Caridad. Pero con la humildad que caracteriza a esta congregación la responsable provincial nos recuerda: “No hay mayor premio que el de poder servir a los pobres cada día”.

Hay nuevos proyectos ilusionantes. Aunque ya cuesta cubrir las necesidades básicas como alimentos, ropa y duchas, no nos conformamos con ello. El programa Evitando Desigualdades procura la integración social de personas desarraigadas, con la ayuda de trabajadores sociales que conviven con estas personas en pisos alquilados.

Todo el que quiera ayudar tiene un sitio en esta institución. Harás bien y te sentirás bien.


¿Qué es el Comedor de Triana?

Un lugar donde cualquier necesitado que acuda, recibe una comida caliente completa y una bolsa con un bocadillo y fruta para la cena.

- Un sitio donde los más desarraigados, los sin techo, y los muy necesitados reciben comida, cariño, ropa y la oportunidad de una ducha caliente.


- Una institución fundada hace un siglo que, desde ese momento, no ha dejado de abrir sus puertas ni un solo día de los 365 que pasaron en cada uno de los 100 años.


- Una obra atendida por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, con la ayuda de más de cien voluntarios y cinco profesionales contratados que sirven cada año más de setenta mil comidas.


- Un lugar que requiere captar financiación para su subsistencia y cumplimiento de su misión. Los gastos se elevan a más de 211.000 Euros, siendo las ayudas públicas inferiores al 25% de éstos.

Buenas Noticias para el Comedor

Esta revista intenta mantener un tono positivo en su contenido. No podemos ocultar que abrir el Comedor cada uno de los 365 días del año para servir unas 160 comidas diarias, atender las duchas 3 días en semana, o trabajar en el ropero y en el economato entraña grandes dificultades. Pero de esta pelea diaria ya nos ocupamos los voluntarios y las Hijas de la Caridad. Queremos aquí compartir con el lector tan sólo algunas de las buenas cosas que nos han sucedido a lo largo del año. No figurarán todas las colaboraciones, por lo que de entrada pedimos disculpas por las omisiones. A todos, los que habéis puesto vuestro granito de arena, figuren aquí o no, mil gracias.

 

 

Nuevas Duchas

La Real Maestranza de Caballería, quiso contribuir de forma extraordinaria este año donando los 120.000 € necesarios para el traslado de las duchas y otras mejoras del Comedor. El Cardenal de Sevilla inauguró las mismas en un acto al que asistió la Junta de Gobierno de la Maestranza.

Premio de Ayuntamiento de Casares

El Comedor presentó su candidatura y obtuvo el Premio Blas Infante Casares Solidario. Este premio, dotado con 15.000 euros atiende al compromiso de este Ayuntamiento de dedicar el 0,7 % del presupuesto municipal en ayudas a desarrollo y tiene como objetivo favorecer el desarrollo, potenciar la cooperación, mitigar los desequilibrios sociales, proteger a los más débiles y paliar las desigualdades Norte-Sur.

Sadiel

Esta empresa andaluza dedicada a las tecnologías de la información ha donado a nuestra institución diverso equipo informático. Al mismo tiempo, trabajadores de la misma han dedicado su trabajo voluntario al desarrollo de nuestra web. Visítala en www.comedortriana.org.

La Caixa

La Obra Social de la Caixa concedió 12.000 euros para contribuir a la contratación de personal profesional para el Comedor. En años anteriores distintas oficinas de Triana y Los Remedios habían contribuido con diversas cantidades a nuestro Proyecto.

Cien Kilos

La iniciativa promovida por el abogado Joaquín Moeckel, para conseguir que cien sevillanos donaran cien kilos de alimentos cada uno para distintas instituciones benéficas, ha tenido a nuestro Comedor como una de las instituciones beneficiadas.

Parroquia de los Remedios

A finales de 2004 se realizó una campaña con esta Parroquia para dar a conocer nuestra obra y conseguir socios-suscriptores. Unos 20 voluntarios del Comedor participaron en ella. El éxito fue notable, consiguiendo unos 50 nuevos socios entre nosotros, por lo que esperamos repetirla en otras iglesias de nuestra demarcación.

Visitantes Ilustres

2005 ha contado con la visita de distintas personalidades interesándose por el modo en que nuestra institución desarrolla su labor. En abril visitó la Casa la Madre General de las Hijas de la Caridad, Sor Evelyne Franc, en julio el Alcalde de Sevilla D. Alfredo Sánchez Monteseirin y en Octubre Monseñor Carlos Amigo, Cardenal de Sevilla. Todos ellos quedaron visiblemente emocionados y nos alentaron a proseguir esta obra.

 

Gala de Navidad

Cada mes de diciembre contamos con la Gala de Navidad a beneficio del Comedor en la que participan numerosos voluntarios y de modo señalado el Coro de San Jacinto.


Esperanza de Triana

Entre finales de 2004 y primera mitad de 2005 esta Hermandad sufragó los gastos de una cámara industrial que necesitábamos con urgencia así como un conjunto de estanterías metálicas, valorado todo ello en unos 8.400 €.

(siguiente >>)