La prosperidad que reina en Occidente está repartida de forma sumamente irregular, contando con sus propias zonas de miseria: parados a quienes la expansión económica no consigue asegurar un empleo, ancianos que no disponen de retiro ni de garantías sociales, inmigrantes que no encuentran una inserción laboral o social, grupos étnicos, etcétera.

Se considera que la parte más marginada de la población del área de Sevilla la conforman aquellos que no disponen de un hogar estable y que se ven obligadas a vivir tanto en la calle como en albergues. Se ha de recalcar que este estudio es de una pequeña parte de la población necesitada, y que servicios como el Comedor de Triana son necesarios para un número de personas mucho mayor, que aún teniendo un lugar donde vivir, no disponen de los recursos necesarios para proveerse de la alimentación básica.

 

Ver Gráficas año:

2005   2008   2009

2010   2011   2012

2013  



Año 2014